lunes, 16 de mayo de 2011


Lo quiero hacer todo... y no se puede

Es lo malo de estar montando una casa, que vives en dos sitios a la vez y tienes que tener labores en todas partes, porque es imposible soltar las agujas cuando eres tejedora compulsiva.

El fondo de la operación lo he tocado este fin de semana... (Entiéndase fondo como ¿es posible que alguna vez dejes de empezar cosas y acabes algo?). El caso es que mi novio y yo hemos pasado la noche del viernes en casa de mis padres, que no estaban. La única labor empezada que tengo ahora mismo en casa es la manta que le estoy haciendo, así que no la podía sacar para tejer. Intenté estar un rato sin coger las agujas, mi novio me puso a jugar a la consola, pero mis dedos amenazaban con ponerse a ejercer de agujas con lo primero que pillara, así que empecé otra cosa.

Lo nuevo empezado no es ni más ni menos que una bufanda… ancha, tejida en punto vainilla y con dos hebras, azul y gris claro, muy bonita, y un proyecto largamente pensado. El caso es que el proyecto se quedó en el montaje y las 4 primeras rondas… ni al punto vainilla he llegado todavía y ahí se va a quedar sabe Dios hasta cuándo.

En mi casa, donde todavía no vivo en realidad, tengo mi gigantesca mantachal, maravillosa, calentita y sin terminar, pero casi y el comienzo de un cojín que quería hacer para el sofá. Está claro que ante la ausencia de novio, en casa de mis padres me dedicaré sólo a la manta que le quiero regalar, así que el nuevo proyecto no se acabará en los próximos meses.

A veces me paro a pensar en estas cosas y miro a las demás tejedoras, como mis amigas del Foro de Guía para tejer bien, que constantemente nos están enseñando esos proyectos tan bonitos que hacen y me miro a mi, con 80 cosas empezadas y sin acabar ninguna. Incluso mi madre, que normalmente no teje, se ha acabado una manta en cosa de un mes, y si ha tardado más es porque se ha ido quedando sin lana!!! Esto no le puede pasar a una tejedora compulsiva…

He tomado una decisión, hoy os prometo desde aquí que esta tejedora compulsiva va a acabar sus labores para poder enseñarlas al mundo. Se acabó empezar cosas para no acabarlas, tenemos que darle uso a esas agujas que se quedaron encalladas en proyectos antiguos y ponernos las cosas tan bonitas que vamos a hacer. Lo voy a cumplir, no sé cuanto tardaré, porque la limpieza y adecuación del piso me están dejando sin tiempo para tejer tanto como antes, pero Lo Conseguiré!!

PD: no se me olvida que os debo la clase magistral sobre Jacquard que me dio mi abuela, si soy capaz de explicarme debidamente.


PD2: he pedido para mi cumpleaños unas Knitpro intercambiables, espero que me lleguen hoy o mañana como muy tarde, pero no voy a empezar nada nuevo para probarlas, lo prometo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...