miércoles, 23 de julio de 2014

Proyecto: Inspira Cowl versión Mesa Rock

El Inspira Cowl es un patrón para un cuello que se presenta en 3 versiones, según se quiera hacer con un grosor de lana u otro. La versión Steampunk requiere hilo de grosor fingering, la versión Afrique se puede tejer con aran o bulky y la versión Mesa Rock se teje con grosor Aran.

En esta crónica vamos a hablar de la versión Mesa Rock, que es la que yo he realizado ya en dos ocasiones.





En general el Inspira Cowl es un proyecto muy fácil, versátil e incluso personalizable. Sin embargo, sea cual sea la versión que hagáis, probablemente haya un par de trucos básicos que os va a venir muy bien saber.

De lo primero que vamos a hablar es de los cambios de color. En la versión Mesa Rock se tejen 2 puntos en cada color, con lo cual simplemente llevaremos la hebra hasta el siguiente punto, sin más, no es necesario asegurar las hebras porque no serán lo suficientemente largas como para resultar molestas.

Por otro lado, las que hemos hecho cambios de color antes, sabemos que normalmente se suelen cruzar las hebras al cambiar para evitar que salgan agujeritos en los bordes de los colores. En el caso del inspira Cowl, la mejor opción es mantener cada color por un lado, es decir, que uno de ellos siempre irá por encima, y el otro siempre por debajo. Con ello conseguimos dos cosas, una, que no se nos lien los colores entre sí, lo cual es todo un lujo, y dos, que la parte interior quede armoniosa y bonita a la vista, que también es importante. A mi siempre me decía mi madre que la parte interior de una labor, aunque sea la de los remates, tiene que verse siempre tan bonita como la exterior.

En estas dos muestras podréis ver la diferencia. En la muestra de la izquierda, que he cruzado los colores, el resultado es desigual, y parece más tirante. Sin embargo en la muestra de la derecha los hilos están más sueltos y quedan mucho mejor.




El otro truco importante que tenéis que saber tiene que ver con la primera fila de cambios de cada ronda. Al hacer los puntos al revés la primera vez, siempre os va a coger el color principal y va a quedar un poco mezclado, probablemente lo veáis raro. Esta es una de las cosas que es una tontería y que probablemente no caes en ella hasta que alguien te lo dice, pero para solucionar este problema, lo único que tenéis que hacer es tejer todos los puntos al derecho en la primera fila con dos colores.... ya está!!! Os aseguro que no se nota, al revés, queda mucho mejor, y las secciones de color están más definidas. Por si acaso no queda claro a lo que me refiero, os dejo una foto de la diferencia. A la izquierda se mezcla y a la derecha no, y tienen el mismo número de filas.




NOTA: Tened en cuenta que las muestras que he hecho para todas las fotografías están tejidas en recto, es decir, una vuelta del derecho y una del revés. Cuando tejáis este patrón lo tejeréis, probablemente, en agujas circulares así que es posible que os parezca un poco distinto.

El último consejo que os daré al respecto es que tejáis el cuello con un cable más pequeño de lo que necesitaréis al principio. A medida que avancéis iréis disminuyendo puntos y así no tendréis que cambiar de cable constantemente.

El Inspira Cowl, por lo demás, no tiene dificultad ninguna. Es un proyecto precioso, calentito, rápido y perfecto. Además, si os gustan las lanas con cambios de color, os va a encantar el efecto que tendrán en este cuello. Mirad las páginas de proyectos en busca de inspiración ;)

martes, 22 de julio de 2014

Mini CAL Monederos

Estábamos una amiga y yo el otro día dándole vueltas a la idea de hacer monederos de ganchillo. Ninguna de las dos habíamos probado a hacerlos y nos llamaba la atención.

Nos picamos la una a la otra y en dos mañanas hemos terminado unos monederos preciosísimos. Además esto de los monederos me ha quitado un restito más de encima, que siempre viene bien.




Nos hemos guiado por el tutorial que hizo tan estupendamente Mercedes de Cocoon Mer. Aquí os dejo el enlace para que lo veáis. Además, tiene tutoriales para otros tipos de monederos, echad un vistazo por su página.

La verdad es que han quedado preciosos, al menos a mí me lo parece, pero eso no quiere decir que la cosa hay ido sin problemas. Seguimos las instrucciones de Mercedes en cuanto al tamaño, pero como a mi el ganchillo me queda un poco flojo, tuve que disminuir en la última vuelta. Quizá debería haber disminuido un poco más, porque a la hora de coserlo a la boquilla sobraba una parte. Lo corregiremos para la próxima.



Como esta vez estábamos probando nada más, no les hemos puesto forro. Además han quedado bastante tupidos y no parece necesario para que se aguanten las monedillas dentro. En los próximos que haga (porque habrá más) intentaré ponerles el forro.




Ha sido una buena experiencia, a mi me ha gustado. Ver que en dos mañanas tenemos un proyecto bonito y terminado anima para repetir. Tendré que probar también a hacerlos de punto.



lunes, 21 de julio de 2014

UFOs de Verano

Como cada trimestre veraniego, en Madrid Knits nos da por los UFOs. Yo tengo unos cuantos de los que ocuparme, y como este año tengo más tiempo, me lo estoy tomando más en serio.

De momento he decidido centrarme en 3 UFOs y no empezar nada nuevo hasta que acabe, aunque os aseguro que tengo unas cuantas cosas pendientes.

Uno de ellos es el jersey de verano que empecé el año pasado. Ya sólo me queda terminar el cuerpo, lo cual es tejer y tejer en redondo. Acabé las mangas hace poco y os lo conté aquí, así que estoy motivada para seguir adelante. Ahora está un poco más largo de lo que aparece en esa entrada, porque en estos días he avanzado un poco.

Otro en el que he decidido centrarme es el Quicksilver Lace Srug. No lo dejé muy pronto, llegué a la parte de la espalda, pero al dejar de aumentar puntos se me acabaron los "objetivos" y me aburrí un poco. Quiero terminarlo porque cuanto más lo deje será peor, cuanto más pequeñas las agujas... menos ganas de seguir, jejeje.




El tercer UFO es mi némesis, la mantachal que empecé hace ya casi 4 años. Era inconsciente, prácticamente acababa de retomar el tejido y elegí mal, agujas de 3 mm, demasiados puntos, y un diseño que resultó demasiado largo. Ya no me queda mucho para terminar, y aunque no sé ni para qué lo voy a usar porque es enorme, mi orgullo me impide deshacerlo a estas alturas. He empezado a cogerlo ya, hago poco cada vez porque las vueltas son muy largas y no cunde, pero poco a poco también va avanzando.




Estoy cansada de acumular tareas sin terminar y no poder hacer cosas que me apetecen porque me faltan cables o agujas. Este año lo de los UFOs va muy pero que muy en serio.

viernes, 18 de julio de 2014

Regalos de boda

Como no podía ser de otra manera, mis regalitos de boda tenían que ser Handmade.

Seguramente me hubiesen salido más baratos o hubiese sido más cómodo si los hubiera encargado, pero yo no me hubiese sentido bien. Pensé en algo que no fuera demasiado laborioso, porque tenía que hacer unos cuantos. Además quería que fuera algo útil, para que no acabara en cualquier rincón como la mayoría de los regalos de boda que uno recibe.

Al final, la idea se le ocurrió a mi madre, y aunque la fuimos perfeccionando con el paso del tiempo, la idea original fue de ella. Lo que hicimos fue pequeños cestos de trapillo con jabones personalizados dentro. El resultado final, con el envoltorio y todo fue este.




Fue resultado de la colaboración de parte de la familia. Yo hice todos los cestillos, mis padres hicieron los jabones y mi cuñada las etiquetas. Luego mi madre y yo los envolvimos juntas.

Aquí os dejo una foto más clara del contenido, porque con el celofán no se ve mucho. Como véis hay jaboncitos con nuestras iniciales, dos corazoncitos y UN DARTH VADER!!! A todo el mundo le encantó y estuvo muy a tono con la boda, que tuvo bastantes detalles de La Guerra de las Galaxias.




Para hacer los jabones recurrimos a barras de jabón de glicerina, colorantes y aroma. Un proceso muy fácil y que se hace muy bien en casa. Al principio pensamos poner un aroma para cada jabón, pero al final nos dimos cuenta de que eso podía ser un batiburrillo no muy agradable y pusimos aroma de limón para todos. 

Los cestos los hice de varios colores, aunque no tengo fotos de todos ellos porque la verdad es que no pensé en ello antes. Quería colores alegres y bonitos, así que tenía amarillo (cómo no), verde, azul, rosa, naranja, rojo y coral, lo mejor que pude conseguir.

Estoy muy orgullosa del resultado de los regalos, y la verdad es que si me volviera a casar, lo volvería a hacer.

miércoles, 16 de julio de 2014

Curiosidades del viaje a Mexico.

Como algunas ya sabéis, me fui de viaje de bodas a México. Fueron casi dos semanas maravillosas, y la verdad es que apenas tejí, porque apenas tuve tiempo.

Mi intención como ya sabéis, era llevar las agujas en el avión, pero al final me acobardé y las guardé en la maleta. Mucha gente me había dicho que no pasaba nada, había leído algunos foros en Ravelry y estaba segura de que iría bien. En los últimos días, una amiga mía que es agente de viajes y un conocido que trabajó en el aeropuerto, me metieron la duda en el cuerpo y acabé por no hacerlo ¿Qué pasó? que me aburrí como una ostra durante las 10 horas de vuelo. Menos mal que las películas fueron buenas.

Para las que no habéis ido, la Riviera Maya es una maravilla. Paisajes impresionantes, gente maravillosa y playas preciosas. Hicimos algunas excursiones y lo pasamos genial, vimos un montón de sitios y todo nos encantó. Volveremos en algún momento porque la experiencia ha sido inmejorable, así que yo os lo recomiendo totalmente.




Cuando estuvimos allí, las agujas vinieron conmigo a la playa y a la piscina en un par de ocasiones, y también vinieron a Chichen Itza, porque el viaje en autobús era larguito.

Aunque no encontré nada de lana, como os dije ayer, sí que vi algo que creo que os interesará.

Allí las hamacas son muy comunes, sobre todo en la parte interior donde hay menos ciudades y la gente vive en comunidades de casas bajas y apenas utilizan la electricidad. Duermen en las hamacas, que son más cómodas y fresquitas a causa del calor que hace durante todo el año. Al hacer las visitas, hemos ido a varias comunidades Mayas que en algunos casos viven de la artesanía, y he podido ver a varias personas haciendo hamacas.




La técnica para hacer las hamacas no parece complicada, pero sí que es muy laboriosa. Las hamacas más sencillas, según nos dijeron, pueden hacerse en un sólo día. Sin embargo, hamacas como la que estaba haciendo el hombre de arriba pueden tardar varios días en terminarse. Hemos visto auténticas preciosidades con combinaciones de colores, elaborados flecos, o diseños que colgaban por los laterales de la  hamaca. Ha sido muy interesante observar, aunque fuera brevemente, cómo se confeccionan.

Otra cosa que quería contaros es algo que vi en el aeropuerto de México cuando estábamos de vuelta. Antes de entrar en el control de equipaje de mano, bien visible, hay una vitrina de cristal que expone todas las cosas que no está permitido subir al avión. ¿Adivináis qué encontré?




Agujas de punto!!! Rectas y de doble punta, pero todas metálicas. Me habían advertido de que la seguridad en el aeropuerto de México era mucho mayor, y tampoco me atreví a llevar las agujas encima, pero cuando vi esto me arrepentí un poco. Eso sí, tuve que pararme a hacerle una foto porque me pareció bastante curioso y al menos lo dejan bien claro.

Hasta aquí mi viaje, pronto más!!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...